Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG)

Descripción del Proyecto

El objetivo del Diseño y Construcción del campus de laboratorios es apoyar y fortalecer aún más la capacidad de investigación y diagnóstico para los desafíos de sanidad animal, fitosanitarios e inocuidad alimentaria; proporcionando nuevas instalaciones de vanguardia para brindar servicios de control de residuos y enfermedades veterinarias, fitosanitarias, de calidad e inocuidad alimentaria; garantizando resultados confiables y oportunos, bajo un alto nivel tecnológico y profesional.
Entre los edificios más importantes del campus del nuevo SENASAG se encuentran el área tecnológica con 5 edificios de laboratorio (Sanidad Animal (1.838,28 m2), Sanidad Vegetal (2.670 m2), Inocuidad Alimentaria (1.683 m2), Biotecnología y BSL3 (1044 m2), Soporte de Laboratorio Técnico (670 m2), Laboratorio de Soporte Administrativo (2.700 m2), Laboratorio de Planta Piloto de Irradiación de la Mosca de la Fruta (600) y área para futuras edificaciones: Invernaderos (1.500 m2), Planta de Producción de Huevos de Mosca Estéril (1.600 m2) y Almacenamiento de Plaguicidas y Fertilizantes (600 m2). En el ingreso al campus se ubica el Edificio de Administración de la Distrital de Santa Cruz y Amenidades-Salas de Juntas (4.200 M2), Caseta de Control y Seguridad y edificios de apoyo para el servicio de infraestructura mecánica y eléctrica. Estos elementos conformarán el SENASAG Campus, dotando a la institución de una identidad única.
Merrick proporciona servicios de Desarrollo del Plan Maestro, civil, arquitectónica, MEP y de Puesta en Marcha y Verificación.
Algunos de los desafíos del SENASAG son continuar manteniendo a Bolivia como un país libre de fiebre aftosa, el establecimiento y mantenimiento de áreas libres de mosca de la fruta, pero, sobre todo, desarrollar nueva infraestructura de laboratorios y mejorar la capacidad técnica y vigilancia epidemiológica. con el propósito de abrir mercados para la exportación e importación de productos agrícolas y demostrar el bajo riesgo de presencia de enfermedades que potencialmente pueden afectar la economía del país.
Para llevar a cabo este proyecto, el SENASAG contó con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que brindó recursos para configurar la estructura institucional, establecer los sistemas de planificación y administración, y los servicios de las áreas técnicas.
El Objetivo principal del cliente fue asegurar que el diseño de los laboratorios cumpliera con estándares internacionales de diseño de bioseguridad (Manual USDA / ARS 242.1, Estándar de diseño de instalaciones ARS, CDC BMBL 5th Edition) e implementar una estrategia de diseño y construcción para laboratorios modulares para garantizar que el proyecto sea construido rápido y con un alto grado de control de calidad.
Merrick abordó este problema al diseñar una estrategia de planificación para diseñar espacios modulares instalados dentro de una estructura de marco de metal y un cerramiento de muro cortina perimetral con las columnas ubicadas fuera de los laboratorios. Esto permite futura facilidad y flexibilidad para modificaciones a las paredes del laboratorio ya que no son estructurales. El diseño permite implementar diferentes métodos de construcción para los módulos de laboratorio, incluidos los paneles tradicionales y prefabricados.
El proyecto está en curso y la finalización de la construcción está programada para octubre de 2022. El plan maestro y la fase de diseño esquemático están completos y fueron recibidos con entusiasmo por el cliente.

 

 

Diseño sostenible:

El diseño de los laboratorios considerará las recomendaciones del Instituto Internacional de Laboratorios Sustentables (I²SL) de acuerdo con el programa Labs21, que ha desarrollado un conjunto de herramientas y recursos para apoyar el diseño, construcción y operación de laboratorios de alto desempeño. Las herramientas incluyen guías de diseño, estudios de casos, un sistema de calificación de desempeño, un video y otros productos que están planeados o en desarrollo. Esta iniciativa tiene un mandato único y específico para mejorar el rendimiento de los edificios de laboratorio. Labs21 ha desarrollado un sistema de clasificación basado en el Criterio de Desempeño Ambiental (EPC) para uso de los miembros del proyecto de laboratorio. Este sistema evalúa el desempeño ambiental de las instalaciones del laboratorio.
El sistema Labs21 EPC proporciona un marco excelente para las iniciativas sostenibles que se incorporarán a este proyecto; Si bien este proyecto tendrá en cuenta estas recomendaciones, no buscará ninguna certificación formal y considerará las recomendaciones y las equilibrará con el presupuesto disponible del proyecto.
Se otorgará un alto grado de prioridad a la reducción del consumo energético de las instalaciones. Como mínimo, se cumplirán los requisitos obligatorios de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE) 90.1-2010. El agua se utilizará para calentar los espacios a través de un sistema de circuito cerrado, distribuido desde calderas de alta eficiencia.
El objetivo de reducir en un 10% el consumo energético de las instalaciones por debajo de un edificio similar construido con el valor mínimo de ASHRAE 90.1-2007 también formará parte de las iniciativas de diseño sostenible de instalaciones, según los lineamientos de Labs21. La siguiente es una descripción de algunas de las posibles medidas de conservación de energía.
Envolvente y orientación del edificio: La orientación de los edificios se ha considerado desde las primeras etapas de diseño. Las fachadas principales de los edificios con células fotovoltaicas o cristal se han alineado a los lados Norte, Noroeste y Noreste como protección para evitar la entrada directa de luz solar en los edificios y permitiendo oportunidades de iluminación natural. La orientación de las fachadas sur se utilizará para instalar áreas de cristal más transparentes.
El muro cortina tradicional de los edificios será de doble acristalamiento con una cámara de aire seleccionada específicamente con el coeficiente de sombra adecuado para esta aplicación.
Tanto la energía solar como la eólica son una excelente oportunidad para generar energía renovable en Bolivia. Estudios preliminares indican que el viento tiene beneficios adicionales a la solar, sin embargo, hay mucha incidencia de luz solar diaria, la cual se convierte en una excelente fuente de energía renovable en Santa Cruz. Cualquiera o ambos se pueden utilizar en el laboratorio de SENASAG y en los edificios de soporte durante las fases de construcción.
Las Tecnologías de Energías Renovables se pueden aplicar a cada edificio, instalando aerogeneradores en el techo, paneles solares en el techo, o incorporándolos arquitectónicamente a través de ventanas con cristal fotovoltaico integrado. Las ventanas que dan al norte, noroeste y noreste o en techos y claraboyas ofrecen la oportunidad de generar energía y disminuir el consumo proporcionado por la compañía de energía local. La aplicación de Energías Renovables a nivel de edificio optimizará el análisis de costo-beneficio entre los costos iniciales, los fondos disponibles, la demanda eléctrica individual de cada edificio y un Retorno de Inversión aceptable.
Fachadas: Se propone una primera integración de cristal fotovoltaico en el muro cortina ubicado en las fachadas orientadas al norte y el techo acristalado del atrio de los laboratorios. La tecnología seleccionada para las opciones de fachada es la tecnología de silicio amorfo, ya que es la que presenta el mejor aprovechamiento de la radiación difusa y un mejor y más homogéneo acabado estético para este tipo de solución, además de tener la posibilidad de incorporar color en el aspecto final del cristal. Proponemos un grado de transparencia del vidrio fotovoltaico del 30% para toda la integración.
Valor multifuncional: La aplicación arquitectónica de la tecnología fotovoltaica aporta propiedades adicionales a la generación de energía dentro del campo de la sostenibilidad y la arquitectura bioclimática.
Propiedades bioclimáticas pasivas como protección solar, cierto control del confort térmico interior ya que la mayor parte de la radiación ultravioleta e infrarroja es absorbida por la base de silicona (efecto filtro solar), aislamiento acústico, transmisión de luz natural y, además, una estética, moderna y acabado tecnológico. La tecnología A-Si ofrece los mejores resultados en términos de kWh / kWp para el componente difuso de la radiación solar.